ASIMETRÍA FACIAL - Dr Luis Quinto +51 999 905 553
320
page-template-default,page,page-id-320,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

ASIMETRÍA FACIAL

Cirugía Segura en Buenas Manos!
ASIMETRÍA FACIAL

La belleza es simetría, para que un rostro sea bello tiene que ser equilibrado y simétrico. La asimetría facial se produce cuando las diferentes partes del rostro no están equilibradas, provocando que un lado de la cara no sea igual que el otro.

Todos tenemos cierto grado de asimetría, pero cuando esta asimetría es evidente para el paciente y su entorno o tiene consecuencias funcionales requiere tratamiento.

TIPOS

1 Asimetría dental

Ocurre cuando los dientes están mal posicionados y para su corrección requieren tratamiento con ortodoncia.


2 Asimetría esquelética

  • Asimetría causada por un problema aislado del maxilar o la mandíbula: Se produce cuando uno de los lados del maxilar superior o la mandíbula está desarrollado en exceso o en defecto respecto al otro.
  • Asimetría generalizada: En este caso existe un problema generalizado de los huesos, los músculos, y demás componentes de la cara. En este caso hay un desequilibrio generalizado por exceso o déficit de crecimiento de un lado de la cara con respecto al otro. Suele estar relacionado con alteraciones sindrómicas.
BENEFICIOS DE TRATARLA
  • Mejoría de la estética y el equilibrio facial, con lo que se consigue mejorar la autoestima y las habilidades sociales.
  • Mejoría en la masticación.
  • Disminuye las molestias en la articulación temporomandibular.
COMO ES EL TRATAMIENTO

La Cirugía Ortognática es la mejor solución para corregir los problemas estéticos y funcionales de la asimetría facial. Previo a la cirugía se realiza un estudio facial exhaustivo con fotos del paciente, radiografias, TAC 3D, planificación quirúrgica virtual, toma de modelos, entre otros, totalmente individualizado. Dependiendo de la severidad de cada caso, el tratamiento podrá ser desde una simple mentoplastia hasta una cirugía mono o bimaxilar. Cuando el defecto es de partes blandas se puede requerir un autotrasplante de grasa.