TRATAMIENTO CON BOTOX - Dr Luis Quinto +51 999 905 553
434
page-template-default,page,page-id-434,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

TRATAMIENTO CON BOTOX

Cirugía Segura en Buenas Manos!

TRATAMIENTO CON BOTOX

TRATAMIENTO CON BOTOX

Es uno de los procedimientos más utilizados por todos los especialistas en estética facial.

Su aplicación está indicada para combatir los signos del envejecimiento facial, específicamente para eliminar las pequeñas arrugas e imperfecciones que aparecen por la actividad de los músculos de la expresión facial.

Normalmente, con procedimientos de un abordaje mayor como el lifting facial no se consiguen los mismos resultados. El éxito de este tratamiento estético depende, por un lado, de la correcta dosificación de Botox y, por otro lado, de la aplicación de ella en la zona a tratar.

COMO FUNCIONA

El Botox relaja temporalmente los músculos faciales que forman arrugas como patas de gallo, glabella (los ‘surcos’ entre las cejas) y frontalis (líneas de la frente) al momento, pero no afecta a otros músculos faciales que se usan para las expresiones faciales.

A los pocos meses de inyectar el Botox, el cuerpo produce nuevos receptores de acetilcolina, los nervios pueden conducir sus impulsos nuevamente y el músculo vuelve a ponerse en marcha, reapareciendo gradualmente las líneas de expresión. Es por ello que, al iniciar el tratamiento, debe hacerse con plena conciencia de que habrá un mantenimiento cada tres a seis meses.

La toxina botulínica es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum. Se trata de la toxina más poderosa que existe (o al menos que ha sido descubierta por el momento).

Como agente de intoxicación o envenenamiento produce el botulismo, enfermedad que se caracteriza por el desarrollo de alteraciones vegetativas (sequedad de boca, náuseas y vómitos) y parálisis muscular progresiva que puede llegar a ser causa de muerte al afectar la función respiratoria.